Licencias Creative Commons

Estándar

Hoy día todo el mundo es un autor. Haces fotos, vídeos, escribes textos, opiniones… Casi cualquier cosa que hagas se encuentra encuadrada dentro de lo que se suele llamar propiedad intelectual. Sin embargo, este término no es nada adecuado ya que incluye cosas cuya legislación es tan dispar como la que atañe a los derechos de autor, patentes y marcas registradas. Es por esto que dicho término no debería ser utilizado en ningún contexto, ya que seguramente conducirá a contradicciones como consecuencia de que incluye aspectos cuya legislación no tiene nada que ver, o que puede que sean ciertas para unos pero no para otros. Aquí de lo que se hablará es de derechos de autor.

El siguiente texto de las PMF de Creative Commons ilustra muy bien la motivación de sus licencias:

Las obras creativas quedan automáticamente bajo la protección de los derechos de copia en cuanto están fijadas en un medio de expresión tangible. En el momento en que se levanta el bolígrafo de un garabato escrito en la servilleta de papel de un bar, se adquiere el derecho exclusivo de copiar y distribuir ese garabato. En algunos países, incluyendo EE.UU., no es necesario un aviso sobre el copyright. Mucha gente podría preferir una alternativa a este derecho de copia por defecto, en particular aquellos que realizan sus creaciones en Internet, un lugar que siempre ha prometido comunicación y colaboración sin trabas. Ésta es la teoría, en cualquier caso. De hecho, no hay una forma fácil de anunciar que sólo quieres hacer cumplir algunos de tus derechos, o ninguno de ellos. Al mismo tiempo, y de nuevo a causa de que el aviso de copyright es opcional, las personas que quieren copiar y reutilizar obras creativas no tienen una forma fiable de identificar los trabajos que están disponibles para tales usos.

Creatives Commons es una corporación sin ánimo de lucro basada en la idea de que algunas personas pueden no querer ejercer todos los derechos de propiedad intelectual que les permite la ley:

Creemos que hay una demanda no satisfecha de un modo seguro que permita decir al mundo la frase ‘Algunos derechos reservados’ o incluso ‘Sin derechos reservados’. Mucha gente se ha dado cuenta a lo largo del tiempo de que el derecho de copia absoluto no le ayuda a la hora de conseguir la exposición o distribución amplia que desea. Muchos empresarios y artistas han concluido que prefieren confiar en modelos innovadores de negocio más que en los derechos de copia con pleno derecho para asegurarse un beneficio en su inversión creativa. Para otros, es una satisfacción contribuir y participar en un proyecto intelectual común. Por la razón que sea, es obvio que muchos habitantes de Internet quieren compartir su trabajo y poder reutilizar, modificar y distribuir su trabajo con otros en términos generosos. Creative Commons trata de ayudar a la gente a expresar esta preferencia por compartir ofreciendo a todo el mundo un conjunto de licencias en la web, sin coste alguno.

Te animo enormemente a que leas el resto de sus Preguntas Más Frecuentes ya que están escritas meticulosamente y con mucha sencillez.

Las canciones de Jamendo son magníficos ejemplos de obras con licencias Creatives Commons. Puedes descargar, por ejemplo, Soñaré vivir sin ti (o el álbum Necesito Caramelos entero, vamos) de Rocket Head. Veamos si aguanta este enlace directo al tema.

CC ha escrito varias licencias entre las que puedes elegir. Desde el momento en que lo pones ya es aplicable e irrevocable, aunque puedes añadir otras licencias en paralelo posteriormente. Por supuesto, como autor, siempre tendrás todos los derechos sobre las obras, por lo que podrás hacer cualquier uso de ellas (¡las licencias hablan del uso que pueden hacer las personas que no son el autor!). Estas son algunas de las licencias Creatives Commons que puedes usar para tus obras:

  • Reconocimiento (CC-BY)
  • Reconocimiento – No Comercial (CC-BY-NC)
  • Reconocimiento – No Comercial – Compartir Igual (CC-BY-NC-SA)
  • Reconocimiento – No Comercial – Sin Obra Derivada (CC-BY-NC-ND)
  • Reconocimiento – Compartir Igual (CC-BY-SA)
  • Reconocimiento – Sin Obra Derivada (CC-BY-ND)

Reconocimiento expresa la obligación de reconocer la autoría de la obra. No Comercial se refiere a que los demás no pueden explotar comercialmente tu obra, pero eso no se aplica a ti como autor, ya que como decíamos antes, el autor siempre tiene todos los derechos sobre la obra y puede explotarla de cualquier manera. De hecho, tradicionalmente siempre se han cedido los derechos de explotación a un organismo que se encargue de ello, pero de esta forma el autor siempre tiene la última palabra, aunque por ejemplo en España, no queda otra que contactar con la SGAE para obtener legalmente remuneración económica, pero NO es obligatorio (aunque es lo común) usar sus restrictivas licencias (aunque probablemente no les caerás bien). Tengo que escribir más sobre esto. Sin Obra Derivada no permite la creación de obras basadas en una obra de este tipo, pero sí su reproducción (fotocopias, en un cineclub, etc.) aunque como ya hemos dicho, esto se aplica solo a aquellos que no son los autores. La lista anterior se crea seleccionando aquellas cláusulas qué prefieres, aunque hay algunas incompatibles como Compartir Igual y Sin Obra Derivada.

A continuación se muestra la tabla de compatibilidad, obtenida de la FAQ (en ingles) de CC. Es muy útil porque dada una obra con cierta licencia, te dice bajo qué otras licencias CC puedes crear tú una obra derivada de esta. En el caso de mi blog, la única licencia permitida es la misma CC-BY-SA.

Tabla de Compatibilidad Términos que podrían usarse para una adaptación u obra derivada
BY BY-NC BY-NC-ND BY-NC-SA BY-ND BY-SA PD
Licencia del trabajo original PD
BY
BY-NC
BY-NC-ND
BY-NC-SA
BY-ND
BY-SA

Las licencias permisivas son una enorme ayuda ya que podemos aprovechar el trabajo que muy bien han pulido otros antes, su elaboración, el cuidado de dejar un texto claro, etc.. En la sociedad de hoy día esto de compartir y colaborar se nos enseña como algo malo, como si nos estuviéramos aprovechando del trabajo de los demás. Exactamente, nos estamos aprovechando del trabajo de los demás, la cuestión es que eso es algo BUENO: así lo han querido los autores y así lo hemos querido nosotros. No hay que reinventar la rueda cuando todos tenemos un mismo objetivo común y podemos ayudarnos. Hay mucho trabajo por hacer, ¡hagamos las cosas que no están hechas aún con la ayuda de lo ya hay!

Anuncios

Un comentario »

  1. Pingback: Richard Matthew Stallman y el software libre « Un mundo estúpido

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s