Por favor, no uses software privativo, pero si decidieras hacerlo…

Estándar
  • No te lo inyectes ni lo fumes.
  • Ten siempre presente que se trata de algo perjudicial y que causa dependencia. No lo uses frecuentemente y evita aliviar tus problemas con él.
  • No animes a tus amigos a usarlo ni les enseñes cómo manejarlo. Si te piden consejo, háblales del software libre, es posible que en su caso sea más fácil prescindir del software privativo que para ti.
  • Ten en cuenta que el software que tú uses influye directamente en el que use tu entorno. Cuando envíes documentos a tus amigos, conviértelos primero en formatos abiertos o libres.
  • Si lo usas para comunicarte, asegúrate primero de que la otra parte ya lo utilizaba anteriormente, de forma que no le incitas a hacerlo por primera vez. Si no ha usado antes una herramienta parecida sé correcto y propónle un método tradicional como quedar en un parque o en la biblioteca si es algo concreto e importante, o di que prefieres tratar con la gente en persona si se trata de algo informal y más frecuente. Una postura así denotará que eres una persona interesante y que valora las relaciones humanas.
  • No des dinero a quien te lo ofreció a no ser que tengas una razón particular para hacerlo. Si aquel que te lo ofreció sabe que estás interesado, no dudará en presentarte otro software aparentemente espectacular, puede que incluso te de muestras gratis. Pero al final quedrá que aceptes licencias injustas y nunca te dirá las cosas malas qué esconde ese software realmente.
  • Si alguna vez tienes problemas, no llames al servicio técnico: muchas de sus soluciones se basarán en el uso de más software privativo y es posible que ni siquiera se trate de versiones estables. Pregunta por una alternativa en #libreplanet, #gnu o #trisquel; ellos son los que realmente quieren ayudarte.
  • Recuerda: Nunca es tarde para cambiar. No poder pasar tu tiempo con juegos infantiles o tener que emplearlo aprendiendo a configurar un programa no ha matado nunca ha nadie. No ser consciente de quién tiene realmente el control, tanto de tu dispositivo electrónico como de los datos que manejas con él, puede hacer que nunca lo recuperes.

Imagen de Robot

Imagen subida a Wikimedia Commons por Bilboq bajo dominio público.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s