Cuando la solución no es una respuesta, sino dormirse de una vez

Estándar

Ahora ya tienes que dormirte. Sí, ya es hora. Aunque se te ocurra la idea más maravillosa del mundo la tienes que dejar pasar. No puedes seguir así. Tienes que relajarte, estás muy tenso. Sí, sí.

Montañas. Agua. Viento pasando muy rápido. Dolor de cabeza. ¡Ostias!, pero puedes montar un GLUG, ¡ostias!, ¡un GLUG! Y enseñar a todo el mundo sobre software libre. Seguro que los de la Casa de la Juventud están interesados. Empieza ya con la web. Pero hasta que no tengas un servidor… mañana buscas uno donde sea. Sí, claro, eso vas a hacer, y así ya por fin te montas el servidor de correo. A ver. ¡Para! Deja de pensar en eso. Ahora no lo tienes, solo quieres entretenerte. ¡Tienes que dormir! Lo has dicho antes… ¡Pero esa idea es buenísima! Pero ahora no es el momento de hacerlo. Venga ya. Sí, es verdad, ahora no tengo tiempo. Pero no puedo dormir… Ah, pero ahora sí que podría acabar de arreglar lo de las X y migrar el Yeeloong a Parabola del todo. ¡Para! Tienes que relajarte y dormir. Solo quieres entretenerte. Sí, es verdad. Ya no voy a entretenerme más.

Negro. Figuras blancas moviéndose muy rápido. ¡Ostias!, tienes que volver a decir a los de Actuable que dejen de usar googleapis, por dios. ¡Y a los de los apuntes aquellos para que dejen de usar googledocs!. Solo son dos emails, va. ¡No! Esa no es la solución. Tienes que dormir.

[…]

Desenlace: Niño no descansará por la noche y el día siguiente no tendrá piedad de él.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s