¿Qué quiero conseguir con este blog?

No me motiva la popularidad ni el número de visitas, pero sí lo hace el contribuir a la difusión de los conocimientos que posea en un instante determinado. También el dejarlos escritos con el fin de recordarlos cuando empiece a olvidarlos, lo cual pasa muy a menudo. Quiero dar accesibilidad a dicho conocimiento a lo largo del tiempo, tanto por mí como por otros.

¿Qué conocimientos quieres compartir?

Aquellos que ya sepa o que decida investigar porque me parezcan interesantes. Pero por lo general rondarán sobre:

  • Software Libre
  • Veganismo
  • Autosuficiencia
  • Desahogo artístico y de opinión
  • Otras cosas importantes

¿Vas a joder a los que usen el contenido de tu blog sin tu permiso?

Probablemente la habilidad de gestionar mi propio tiempo no es mi punto fuerte, pero una cosa sí que tengo claro: No voy a dedicar mi tiempo libre en construir algo que personas interesadas en ello no puedan usar, y mucho menos si los gastos corren a cuenta del interesado.

No solo NO me importa que se imprima o se copie en distintos sitios web, sino que me gustaría que cualquier persona que visitara mi blog además de leerlo también pudiera usarlo. Para mí es un placer que cualquiera, sin distinción, pueda utilizar mis obras sin preocupaciones. De hecho, me llenaría de satisfacción considerar que alguien pudiera pensar: ¡Ah!, eso estaba en el blog de lluvia, seguro que puedo usarlo. Así que, por favor: ¡Gana todo el dinero que puedas con mi blog!

Sin embargo, deberías citarme por algún sitio y otras cosas así. Lee la página legal para más información sobre esto.

Pero habrá cosas en tu blog que no sean tuyas…

Cierto. De hecho no quiero repetir el trabajo que otros han hecho ya bien si soy consciente de que existe. En tal caso haré enlaces a ellos o los presentaré en forma de extractos. Pero seguiré la misma filosofía que Wikipedia y evitaré usar aquello cuyo creador no ha querido que sea usado a gusto de cada cual, no porque sea ilegal, que en muchos casos no lo sería, sino para mostrar mi rechazo a dichos contenidos y sí ayudar a la proliferación de contenidos libres. Si los únicos contenidos que encuentro no tuvieran licencias libres, probablemente me molestaría en reescribirlos.

¿Y no sería más útil ayudar en otros sitios bien establecidos?

Sí, si son libres. Por ejemplo en Wikipedia, Wikilibros, la documentación oficial de algún proyecto concreto, etc.. Algunas razones son:

  • Dichos lugares tratan específicamente el tema, y la reunión de dicho conocimiento allí es más valiosa que muchos fragmentos desperdigados por internet. Es más fácil que las personas encuentren la información que buscan si en un sitio se encuentra toda la información.
  • Estos lugares tienen una naturaleza colaborativa, lo cual siempre es preferible.
  • La información libre y de calidad no sobra y, por desgracia, muchas personas no han llegado a conocer qué son los contenidos libres. Es por ello que probablemente es útil reunir fuerzas en unos pocos proyectos, que estos alcancen una muy buena calidad, y eso haga que se afiancen en la cultura popular los lugares libres en lugar de los que no lo son. En una única palabra: competitividad.

Si no encuentro finalmente una versión libre en los sitios principales, primero añadiré los contenidos allí y puede que después los presente/enlace desde aquí si se prestan a este blog. Además, muchas de mis entradas serán precisamente para presentar precisamente sitios web que albergan cultura libre.

¿Para qué el blog entonces?

Un blog personal satisface otras necesidades; por ejemplo, tratar contenidos demasiado diversos para un mismo sitio pero interesantes para una misma persona (o de una diversidad “abordable”, si pensamos en Wikipedia). Los blogs también tienen su valor didáctico:

  • Son más agradables de leer que un documento de estilo impersonal.
  • Puedes conectar emocionalmente con el autor (¡incluso hacerte amigo suyo!)
  • Las entradas serán extractos, por lo que tendrán una longitud y cantidad de contenidos “asimilable”.
  • Quedarás satisfecho en poco tiempo, por la misma razón de antes.
  • Recibes siempre cosas con un aire que ya conoces.

Esta última razón puede hacer que se prefiera a un único tutor para todo el curso en lugar de varios profesores para cada asignatura, o aprender una materia a través de una única fuente de principio a fin que ir saltando de una a otra. Es más agradable entrar en sintonía con algo o alguien para aprender, para bien o para mal.

¿Y en cuanto al nivel de profundidad?

La idea principal es acercar los conocimientos a todo aquel que quiera aprender (también al pobre incauto que llegue hasta aquí sin premeditación), no solo a aquellos que ya tienen una base previa. Además, un objetivo muy difícil pero muy valioso es crear concienciación en personas que anteriormente no habían pensado detenidamente en la temática o tenían una opinión contraria o conocimientos erróneos. En estos casos evitar la jerga y los tecnicismos es algo muy favorable. También crearé muchos links a las fuentes de forma que se pueda contrastar la información, sobre todo aquella más controvertida.

Así que habrá:

  • Presentaciones accesibles de ideas a las que el lector podría no haber tenido acceso anteriormente.
  • Tutoriales y consejos de poca complejidad de forma que cualquier persona pueda llevarlos a cabo.
  • Conocimientos y técnicas específicas que pueden ser de interés a una persona que, interesada en el tema, agradezca encontrar los caminos para seguir avanzando en dichos conocimientos.

¿Conocimientos objetivos u opiniones políticas?

Intento llevar una vida coherente con los valores en los creo. Además, considero que dichos valores son esencialmente éticos y no polítcos, en el sentido de que no dependen de un partido político sino del respeto. Quizá no es preciso decir que dichos valores no son políticos si ciertos partidos políticos se oponen a dichos argumentos, aunque la mayoría de las personas que analicen la situación con racionalidad y neutralidad estuviesen de acuerdo con que es justo. No he investigado mucho las relaciones entre la ética y la política, pero no creo que sean legítimas aquellas posturas políticas concretas (y seguramente temporales) que no respetan las libertades de cualesquiera seres por el beneficio egoísta de otros. Puedo comprender que sea necesaria una transición para llegar a la situación respetuosa y no pueda realizarse un cambio inmediato, pero no aceptaré que no se quiera ir a dicha situación.

Toda afinidad política que extraigas de este blog no debería ser más que aplicación de lo anterior. Si no lo crees, siéntete libre de indicarlo allí donde lo percibas.

¿Pero no sería mejor dejar por un lado los conocimientos y por otro la política, esto… ética?

Intentaré separar los manuales de largas reflexiones con la finalidad de facilitar la búsqueda y lectura individual de cada parte, pero no para llegar a “un público más amplio”. Cuando tratas con una persona puede ser bueno dejar de lado las posiciones políticas, pero no los valores sociales. De forma más visual: Que Fulanito es el mejor o que tal metodología es más adecuada es algo que cada uno es libre de apoyar. Que cierta empresa esclavice a niños para obtener mayores beneficios no lo es, y no debe evitarse su comunicación sino todo lo contrario. Muchas personas se enfadan duramente con otras solo en términos de colores políticos (o peor aún, deportivos); está mal y no hay razón para ello, pero sí que la hay para reivindicar lo sensato.

No escribo este blog de manera desinteresada; nada es desinteresado. Es importante transmitir las razones éticas y no sólo las técnicas para que así la gente sea consciente de la importancia de dichas técnicas, incluso aunque el único beneficiario sea el interesado. Por ejemplo, podría decir que hay unas galletas en oferta en tal establecimiento, y eso sería “directamente útil” para el que lo lea en el sentido de que ahorraría dinero, pero si no digo explícitamente que esas galletas son biológicas y por tanto son buenas para su salud y para el medio ambiente, no estoy comunicando la razón por la qué es importante comprar esas galletas y no otras. Las personas deben saber por qué serían buenas o malas las cosas, no simplemente creerlas o llevarlas a cabo porque lo diga alguien. Esto ocurre a menudo y es como mucha gente participa en la política: debido a la empatía que le transmite cierta persona o por falta de tiempo para investigar el asunto, se subordina la opinión de uno mismo a la de otro. Internet y los canales de comunicación libres hacen que sea cada vez más posible y rápido el acceso al conocimiento.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s