En memoria de las víctimas del apartheid

Estándar

Cuando puedo intento leer el código fuente de algunos programas para aprender y ser mejor programador, lo cual es posible gracias a que los programas que trato son software libre. Buscando aleatoriamente me he topado con C-Graph.

transformsGNU C-Graph es un programa para ayudar a visualizar la convolución de funciones (o señales). Como presentación, decir que la convolución es una operación matemática cuya definición formal, digamos, no es muy intuitiva, al menos para mucha gente, y que necesita ser revisitada muchas veces para comprender su significado.

Pues si ejecutas el programa con el parámetro dedicate, puedes leer la versión original de la siguiente dedicatoria. El poema del final usa metáforas relacionadas con el argot del tratamiento de señales. No prometo que esta sea una traducción muy fiel.

GNU C-Graph está dedicado a las víctimas del apartheid, dondequiera que se encuentren, y está dedicado a la libertad y memoria del abogado haitiano y portavoz de los derechos humanos Eliezer Regnier que murió el 27 de Febrero de 2010 al luchar por la justicia. Que su alma descanse en paz.

para que TODAS las VÍCTIMAS de la LUCHA del APARTHEID sean LIBRES y para REGNIER
 
Me envías discretas señales a través de la habitación,
Yo respondo por impulso, reflejando el muestreo de eventos
Que son una dicotomía desde el día que dejaste el vientre de tu madre
Multiplicada en frecuencia, integrada en el tiempo, una ponderada confluencia
De desplazantes deslizantes trenes de pensamiento, mensajes alternativos bajo transformación
Contraprunto, dualidad, involución, contradistinción sin confusión,
Independencia en la sumación. Silencio -esta es una conversación convolucionada.

— Adrienne Gaye Thompson

convolutions

Más conmocionador aún, si lees el código fuente, puedes encontrar dos subrutinas que están escritas en su honor. Si no estás acostumbrado a leer código fuente, nota que en el siguiente código, para hacer referencia a los argumentos que se pasan a la subrutina, se ha decidido emplear los nombres law (ley) y justice (justicia). También se ha llamado a una variable rights (derechos) y una línea del código haiti. El nombre de los argumentos y las variables pueden ser cualesquiera que elija el programador, pero son muy importantes, ya que recuerdan cuál es el significado del valor que guardan. Ocasionalmente, aunque desaconsejable, uno puede hacer chistes con los nombres que se dieron a los argumentos, variables, etc.., ya que es posible leer el código reinterpretándolo como lo que significaría en el lenguaje convencional humano en lugar de con el lenguaje de programación usado, o un punto intermedio.  En este caso, no se ha hecho por diversión, sino en forma de homenaje. No haré una interpretación del código.


subroutine regnier(law,justice)
!==============================

   ! In memory of Eliezer Regnier

    character(len=*) :: law
    integer :: rights
    real, optional :: justice

    haiti: do rights=0,1
       write(*, "(a)", advance='no') 'C-Graph:>> '
       read(*,'(a)') law
       if(present(justice)) then
          read(law, *, iostat=badinput) justice
          if(badinput /=0) then
            if(rights==1) then
                justice=1
             else
                write(*,'(/,a)') "That was not a number. Try again!"
             end if
          else
             exit haiti
          end if
       else
          exit haiti
       end if
    end do haiti
  end subroutine regnier

integer function eliezer (s)
!===========================
! In memory of Eliezer Regnier
! Define scaling protocol.
character (*) :: s
character(*), parameter :: scale='abfhABFH'
eliezer=INDEX(scale, s)
end function eliezer

Anuncios

Adiós a Aaron, un extraordinario hacker y activista

Estándar

Aaron Swartz decidió ahorcarse hace unas semanas. Muchos han sido los que han escrito por él en homenaje. Me gustaría traducir el adiós de la EFF, ya que describe bien parte de lo que hizo en vida. Desde aquí hasta el final, es la traducción de dicho homenaje.

Ayer Aaron Swartz, un amigo cercano y colaborador, se suicidó. Es un trágico final a una breve y extraordinaria vida.

aaron1Aaron hizo más que casi nadie por convertir internet en un próspero ecosistema para el conocimiento abierto, y que se mantuviera de esta manera. Sus contribuciones son numerosas, y algunas de ellas fueron indispensables. Cuando le pedimos en 2010 por ayuda para frenar COICA, el predecesor de los proyectos de ley de censura de internet SOPA y PIPA, fundó una organización llamada Demand Progress, la cual movilizó sobre un millón de activistas on-line y demostró ser un aliado de incalculable valor para la victoria de esta campaña.

Otros proyectos en los que Aaron trabajó incluyeron las especificaciones del RSS, web.py, tor2web, the Open Library, y el porte de HTTPS Everywhere a Chrome. Aaron ayudó a lanzar Creative Commons. Fue cofundador de Reddit, y un miembro del equipo que hizo el sitio exitoso. Su blog era a menudo una delicia.

La elocuente brillantez de Aaron se entremezcabla con una introversión complicada. Se comunicaba a su ritmo y necesitaba mucho espacio para si mismo, lo cual frustraba a algunos de sus colaboradores. Se encontraba fascinado por el mundo social que le rodeaba, aunque a menudo encontrara un tortura desenvolverse en él.

Durante mucho tiempo, Aaron se encontraba más agusto leyendo libros que hablando con los humanos (una vez me dijo algo como «incluso hablar con gente muy inteligente es duro, pero si simplemente me siento y leo sus libros, consigo sus más preciados y profundos pensamientos condensados de una manera bella y eficiente. Puedo aprender de los libros más rápido de lo que puedo hablando con sus autores»). Su pasión por la palabra escrita, el conocimiento abierto y su talento para la autopromoción, a veces produjeron resultados espectaculares, incluso antes de los acontecimientos que llegaron a ser su perdición.

En 2011, Aaron usó la red del campus del MIT para descargar millones de artículos de revistas de la base de datos JSTOR, supuestamente cambiando su dirección IP y MAC cuando era necesario para esquivar las barreras que habían colocado JSTOR y el MIT y se coló en un armario para conseguir una conexión más rápida a la red del MIT. Por este supuesto crímen, Aaron se enfrentaba a cargos criminales con penas de hasta treinta y cinco años de prisión, agravados por “acceso no autorizado” a ordenadores de acuerdo con la Ley de Fraude y Abuso.

swartz-effSi creemos las alegaciones de los fiscales, Aaron esperaba liberar los millones de artículos científicos y académicos que había descargado desde JSTOR, de forma que cualquiera pudiera leerlos, o analizarlos como una base de datos gigante, algo que Aaron había hecho antes. Aunque sus métodos fueron provocativos, la meta por la que Aaron murió luchando (liberar la literatura científica financiada con fondos públicos de un sistema de publicación que la hace inaccesible a la mayoría de los que pagaron por ella) es algo que todos deberíamos apoyar.

Además, la situación en la que se encontró Aaron pone de manifiesto la injusticia de la legislación de los EE.UU. para los delitos informáticos, y en particular sus regímenes de castigo. La acción de Aaron fue sin lugar a dudas activismo político, y llevar a cabo tal acción en el mundo físico habría conllevado, a lo sumo, penas leves por sobrepasarse en una protesta política. Por el hecho de que usó un ordenador, por el contrario se enfrentaba a un encarcelamiento de larga duración. Esto es un disparate por el que EFF ha luchado durante años. Ayer, conllevó trágicas consecuencias. Lawrence Lessig ha pedido que esta tragedia sea la base para reformar las legislación sobre los delitos informáticos, y a los celosos fiscales que las utilizan. Coincidimos.

Aaron, dolorosamente perdimos tu compañía, y tu ayuda en la construcción de un mundo mejor. Lea en paz.

El día de mi cumpleaños

Estándar

Hoy ha sido el día de mi cumpleaños, y ha sido un gran día. He hecho un poco de todas las cosas que me gustan y de las que está bien que haga.

Aunque me acosté tarde, allá sobre las 4:00, me he levantado a las 10:00, con sueño, sí, pero me he levantado. El desayuno me ha dejado muy satisfecho, aunque ha sido poco más que unos brotes de alfalfa y lentejas y un té de romero. Aún no terminaba de salir el sol en el jardín, pero al fondo del todo aparecían los primeros rayos, que apenas calentaban. Pero estos últimos días han sido espléndidos, y el aire fresco solo me ha dado estímulos positivos.

Fui a mi cuarto dispuesto a estudiar, aun siendo tan temprano para estar en fiestas. Tenía unos apuntes sobre la mesa que había empezado a transcribir para forzarme a pensar en ellos. He continuado, con buena letra y sin agobiarme. He recordado algunas cosas importantes y en mi cabeza han germinado las semillas necesarias para pensar en términos de medios dieléctricos equivalentes. Ahora ya tengo algo útil más ahí dentro que podré seguir cociéndo para entender la teoría cada vez mejor.

Una compañera me llamó por teléfono y estuve hablando largo tiempo con ella. No suelo escucharla por teléfono nunca y cuando lo hago le descubro una voz muy dulce que me hace sentir muy bien. Hablamos despacio, de cosas diversas, unas trascendentes y otras no tanto, pero siempre sin tener que sacar un tema porque hubiera silencio. Su voz me transmitió ese sentimiento en los primeros minutos y he disfrutado de ello el resto de la conversación. Gatos, familia, planes, pero todo con buen humor y sin forcejeos. Al final me dijo que había intentado hablar conmigo por jabber estos días atrás pero que aparecía como no conectado. Corté el teléfono e intenté ver lo que pasaba.

Aparentemente era un problema de jabberes.org, que conectaba bien con otros bajo el mismo dominio pero no con jabber.org. Recordé que lavabit también tenía una servicio a través de XMPP, así que miré la configuración en su web y en un plis plas todo funcionaba sobre ruedas.

También me entretuve con un programa en fortran que escribo para una asignatura. Problablemente implementé el cambio de diseño más sensato que ha recibido hasta ahora. Me deshice de todas las directivas del preprocesador que estaban ahí por razones de optimización pero que, además de fastidiarme la preciosa indentación de mi código, me obligaba a compilar el programa siempre que quería cambiar una variable de interés como el tamaño de mi sistema. Ahora en los 10^8 bucles que haga tendrá que comprobar muchas condiciones ya conocidas nada más ejecutar el programa, pero se lee muchísimo mejor y está preparado para cualquier estandarización más que le quiera hacer, como aceptar el ajuste de parámetros por línea de comandos.

Más tarde herví agua y puse unas patatas. Corté puerro, tomate y calabacín e hice una ensalada. Después de comer fui a sacar de paseo a un amigo perro, que aunque me tiraba mucho de la correa lo hacía con mucha menos fuerza que las primeras veces. No podía evitar enfadarme un poco con él por hacerlo y alterar mi paseo, pero una vez que le paré para decirle a la cara que ya estaba bien aquello concluí que obviamente no era nada personal contra mí y que tampoco tenía sentido que lo tomara como tal.

En casa seguí estudiando un rato más, y más adelante encontraría un texto que había olvidado completamente pero que cuando releí recordé lo emotivo que era para mí. Le corregí algunas faltas de ortografía y añadí algunas sentencias que bien consideraba que no le hacían injusticia. Sin embargo era demasiado largo, y tuve que dejarlo porque ya iba a llegar mi familia a casa de mis padres y no quería llegar tarde.

Ya había llegado mucha gente, casi toda bastante mayor. La chimenea estaba encendida, y todos reposaban sobre sofás alrededor de una mesa que estaba justo en frente del fuego. Tras las palabras y contactos de rigor me dejé sumergir en un trozo de sofá yo también. Alguno decía ocasionalmente algo, y algun otro respondía de manera vaga. En ocasiones sentía que debía decir algo por las palabras y tonos recién creados, pero otras voces que surgían desde atrás cambiaban continuamente el statu quo de la situación, lo cual siempre me permitía no tener por qué decir nada, tan solo seguir allí, sumergido entre el sofá y aquellas voces. Voces, emitidas por la televisión.

Dado que era mi cumpleaños y me encontraba con mucha autoestima pregunté si podía apagar la televisión. La primera respuesta fue afirmativa, así que simplemente la apagué. Sin embargo, en tanto que pulsé el botón y volví al sofá nadie dijo una palabra, y la habitación se llenó de un silencio desconocido. Como es natural, todos estábamos alterados por aquel silencio. Uno dijo: “Así lo que parece es que estamos solos“. Mi madre, que lo último que quiere es causar molestia alguna a los invitados, hacía presión para que volviera encender la tele. Mi padre sugería un término medio proponiendo una cadena de música. Aquello a mí no me convencía, ya que no podía esperar buenas vibraciones de la música que tiene el control de los medios y a la que la gente está acostumbrada. Por otro lado, música clásica o algo así hubiera sido demasiado inusual y blanco de todo tipo de comentarios. Sin embargo, empezó un poco de conversación a raíz de si teníamos canales de música o no, lo cual aproveché para crear conversación, lo más cotidiana posible, y desviar así la atención del silencio.

Comencé hablando sobre una pasada reforma de la chimenea y poco más, pero ya fue suficiente para que todos empezaran a seguir creando conversación con mucha más habilidad que yo. Hablamos de historias pasadas, de la vida de algunas personas del pueblo cuando eran más jóvenes. Se hicieron bromas sanas sobre ellas a partir de cosas que supuestamente dijeron, las cuales dudo que fueran así exactamente tanto en palabras como en modos, o que meramente se hubiera dicho algo parecido. Pero eso por supuesto eso no importa. Todos reían o participaban saludablemente, sin ninguna maldad. En un momento mi abuela llegó a reír muchísimo, más de lo que la he visto reír desde hace mucho. Me preocupaba por su salud, que no está muy bien, y me preguntaba si realmente estaba siguiendo la conversación. Demostró en varias ocasiones que ella tenía algo que decir porque ella misma lo había vivido. Dado el trabajo que le cuesta hablar, en otras ocasiones casi siempre que hablaba no la entendía, ya que aunque los otros callasen, los de la tele ni bajaban la voz ni entraban en consonancia con sus ritmos. En esta ocasión entendí todo perfectamente.

Pensé que, aunque luego llegaran más personas y, cambiando el estado de la situación se encendiera la televisión, habría merecido la pena. Sin embargo, eso nunca ocurrió. Todos los que llegaron con la tele apagada se incorporaron naturalmente. Al menos yo, olvidé completamente que la tele había estado encendida tiempo antes, y que era la encargada de romper el silencio incómodo. Ahora lo hacían entre todos sin que yo no tuviera que animar nada. Hablé entonces con gente de mi familia individualmente. Jugué con mis primas. Me sentí aceptado por muchos. Cuando todos se fueron, ayudé a recoger, hablé con mis padres y volví a casa.

El cielo estaba de un azul marino por razones que desconocía, pero hacía a las estrellas mucho más claras  y agradables de ver que con el cielo negro. La luna estaba llena. Quería decirme que había sido un día redondo.

Me cambio

Estándar

“Mi vecino, mi madre o mi compañera de trabajo, buscan información y propuestas concretas, no que les vuelvan a soltar un discurso. Ya saben lo malas que son las compañías y multinacionales a las que engordan mensualmente. Pero no tienen información concreta y fiable sobre alternativas de consumo” explica una de las promotoras. Mecambio.net pretende satisfacer esta curiosidad, explicando los pros, contras y pasos que han de dar para cambiarse a modelos de negocios más equitativos, respetuosos con el medio ambiente y las condiciones de trabajo.

Menéame

Me cambio

Desde la página de Menéame se llega a este artículo de Diagonal y esta es la web Mecambio. Me siento muy feliz de enlazar a una web como esta. En vez de repetir más texto, ¡veámosla juntos! Cuando lo hayamos hecho podemos comentar algo aquí abajo.

Extremismo

Estándar

El Diccionario de la lengua española ha decidido enmendar la definición del término extremismo para la vigésima tercera edición. Desde

m. Tendencia a adoptar ideas extremas o exageradas, especialmente en política.

a

m. Tendencia a adoptar ideas extremas, especialmente en política.

Me parece bien, ya que le han quitado connotaciones y han delegado todo el peso en el adjetivo extremo, que no tiene por qué ser exagerado (al loro con la definición de exageración). De todas formas esta enmienda no me da mucha esperanza ni por el trabajo que realizan los que editan el diccionario ni del uso común que se le da en la calle a la palabra extremista. Opino que se entiende como

m. Tendencia a adoptar ideas que no han surgido de los principales medios de comunicación, especialmente si su aplicación requiere un esfuerzo o renuncia a determinadas ventajas o impunidades.

Me alegraría ir descubriendo razones para cambiar de opinión en ambos asuntos.

Cuatro simples cambios para impedir tu rastreo en internet

Estándar

Ayer descubrí este tutorial de la Electronic Frontier Foundation (EFF) que tiene como objetivo mejorar la privacidad al navegar por la web. Una cosa muy divertida es que si visualizas el tutorial sin permitir el uso de Javascript en tu navegador, una tecnología que permite que se ejecuten programas en tu ordenador con la finalidad de dar más posibilidades a tu forma de interación con la página (aunque no siempre es algo positivo), se muestra el siguiente mensaje:

Guau, no estás navegando con Javascript, ¡enhorabuena! Probablemente no necesitas este tutorial, el cual te aparecerá roto. Simplemente instala un bloqueador de anuncios que tenga una lista de protección de privacidad/rastreo, bloquea los cookies a terceros e instala HTTPS Everywhere.

A continuación traduzco la versión para el navegador web Mozilla Firefox, u otros basados en él, como Abrowser de Trisquel, aunque también hay una versión para Chrome (este navegador es software privativo, aunque sea gratuito):

—————————————

En menos de 10 minutos puedes mejorar drásticamente tu privacidad en la red y autoprotegerte contra el rastreo invisible y no deseado.

Ten en cuenta que estas medidas de privacidad bloquearan también publicidad. Desde EFF estamos trabajando con los anunciantes de internet para intentar convencerlos de proveer protecciones de privacidad reales para los usuarios, pero hasta que ellos acepten estándares de privacidad con sentido sobre el rastreo en internet, estos pasos serán necesarios para salvaguardar su privacidad al navegar. Más allá de eliminar los anuncios, estos cambios no afectarán a su experiencia de navegación en la gran mayoría de las páginas webs [Nota del traductor: cosa que no se puede decir, por desgracia, en el caso de desactivar Javascript o decir NO a Flash Player (software privativo), pero esperemos un futuro mejor]. Es posible, sin embargo, que esa pequeña fracción de sitios webs se comporten de manera diferente o se reompan, en cuyo caso la solución más fácil es usar temporalmente el modo “Navegación Privada” sin los ajustes habilitados, o bien un usuario/navegador diferente con los ajustes por defecto.

Paso 1: Instalar Adblock Plus

Consigue Adblock Plus. Después de que sea instalado, asegúrate de cambiar las Preferencias de filtros a EasyPrivacy:

imagen que muestra cómo hacerlo

Entonces ve a “Añadir suscripción de filtros”->”Añadir otra suscripción” y selecciona EasePrivacy:

Paso 2: Cambiar configuración de los Cookies

Ahora configurarás tus cookies para que expiren cuando cierres tu navegador, y deshabilitar cookies de terceros. Para hacerlo, ve a Editar->Preferencias->Privacidad. En “Historial”, elige la barra desplegable “Usar una configuración personalizada para el historial”. En “Aceptar cookies”, deselecciona “Incluso las de terceros” y justo abajo selecciona “Mantener hasta que cierre Firefox/Abrowser”:

imagen que muestra cómo hacerlo

¡Genial! No más cookies de rastreo no deseados.

Paso 3: Desactiva los “Referers”

Esta famosa mal escrita cabecera tipicamente enviada por defecto con cada petición HTTP da mucha información potencialmente personal a los sitios web. Pero puedes desactivarlo. Abre una nueva pestaña y en tu barra de direcciones introduce “about:config”. Verás un advertencia para que tengas cuidado con lo que haces. Haz click en “¡Tendré cuidado, lo prometo!”. En la barra de búsqueda,teclea “referer”. Deberías ver el [campo] “network.http.sendRefererHeader”. Haz doble click en él y cambia el valor a 0:

imagen que muestra cómo hacerlo

¡Ya está! No más “referers”. Ahora, cierra esa pestaña si te preocupa cambiar accidentalmente otras configuraciones.

Paso 4: Instala HTTPS Everywhere

Instala el complemento para el navegador HTTPS Everywhere de la EFF. Esto maximiza tu uso de HTTPS para asegurar que otras partes no puedan fisgonear o manipular tus conversaciones privadas con sitios web.

imagen de cómo hacerlo

En el link anterior, pincha en la imagen de Firefox y acepta instalar el complemento.

¡Felicidades! Ahora perteneces a un grupo de usuarios de élite luchando contra invasiones de privacidad no deseadas. Date a ti mismo una palmada en la espalda y entonces, por favor, comparte estos consejos.

—————————-

Sin derecho a vender lo que es tuyo

Estándar

Hoy Lunes es día de protesta en Estados Unidos. Traduzco a continuación, lo mejor que puedo, la página YouHaveBeenOwned, una acción de Demand Progress, el cual hizo también de soporte para luchar contra SOPA, donde finalmente ganamos. En esta ocasión está en juego la posesión de las cosas físicas que compramos, principalmente los aparatos electrónicos, pero también cualquier otra cosa sujeta a las leyes del copyright.

imagen de una bolsa de compra atada con cadenas

Esto es algo muy serio que, de salir adelante, va a agigantar más las distancias entre los productos y los consumidores, alejando a estos de cualquier intento de ganarse unos dineros con las cosas que han comprado. Y no es solo una cuestión de dinero, es una cuestión de propiedad. Vivimos cada vez más en un mundo en el que lo que tocamos, llevamos encima o incluso construímos no se nos reconoce nuestro ni podemos hacer un uso legítimo de este. Un mundo en el que tenemos que justificar nuestra existencia, que ni siquiera hemos firmado, y la única opción ganadora es estar del lado de los que tienen el capital. Y el caso de la tecnología es tremendo, la sociedad nos la impone (coches, teléfonos, ordenadores, etc.) y aunque somos nosotros quien la pagamos, se nos niega el derecho a que nos pertenezca o que nos obedezca. ¿Quién no cree en la Sociedad del Control?

La próxima semana, La Corte Suprema de de Estados Unidos decidirá si tienes derecho o no a vender tus cosas en eBay. ¿Realmente posees el teléfono inteligente o computadora que estás usando para leer esto? Si vendieras tus libros, ¿incumplirías la ley? Una corte federal en Nueva York dice que lo habrías hecho, incluso si legalmente pagaste por y ello y lo comprastes.

Es increíble, pero los tenedores de las marcas registradas y del copyright intentan usar un agujero legal para quitar de enmedio tu derecho a vender las cosas que posees. Los principales medios comienzan a cogerlo, con el Wall Street Journal con un artículo encabezado: “TU DERECHO A VENDER TUS PROPIAS COSAS EN RIESGO”. Por favor, añade tu nombre a la derecha para defendernos [Esto solo tiene cabida en la página web original y si eres estadounidense].

Advocados por el interés público ya están tomando parte y Demand Progress se está uniendo con una coalición de grupos — incluyendo muchos de aquellos que se unieron para parar SOPA — para soportar los derechos de los usuarios ordinarios de internet y los consumidores de cada día.

Una vez más, los lobbies de las grandes compañías de entretenimiento nos combaten en las cortes para asegurar que sus beneficios tienen una mayor prioridad que los derechos de los consumidores. Pero esta vez el MPAA y el RIAA tienen la administración Obama de su lado; todos ellos han presentado documentos legales pidiendo a La Corte Suprema restringir nuestros derechos para revender las cosas que poseemos…

Sólo tenemos unas pocas semanas para que nuestras voces sean escuchadas antes de que La Corte Suprema se pronuncie finalmente. Estamos trabajando en defender un principio de larga duración conocido como “Doctrina de Primera Venta”. Esta regla de sentido común nos da el derecho de vender la mayoría de las cosas que poseemos, aunque las grandes empresas intenten socavar nuestros derechos en las cortes. Si La Corte Suprema apoya la decisión de las cortes más bajas, no “poseeríamos” nada si alguna parte hubiera sido fabricada en un país diferente. Y prácticamente cualquier cosa que poseas, desde tu iPod a tu casa, podrían haber sido hechos en el extranjero, entera o parcialmente.

Si perdemos esta batalla, prácticamente cualquiera que quiera revender productos que compró, desde Macbooks y iPhones hasta ropa y libros de texto, tendrá que pedir a los tenedores del copyright permiso primero. ¡Y ellos tendrán el derecho de denegártelo!

Esto es malo por varias razones: Minará Craigslist y Ebay, dañará el medio ambiente, incentivará a los manufacturadores a trasladar sus empleos fuera del país, y efectivamente baneará la forma de venta tradicional americana. Para más información, por favor, visita el artículo sobre el proceso judicial (en inglés).