Archivo de la etiqueta: hazlo_tú_mismo

Sacando internet por la terraza

Estándar

Aquí describo cómo acabamos de configurar e instalar un enrutador Buffalo High Power Turbo G Smart (eso es un nombre comercial y lo demás son tonterías) para tener conexión inalámbrica a internet desde mucho más lejos. El modulador-demodulador/enrutador que nos dieron los proveedores de internet está localizado en el salón, por lo que la señal inalámbrica tiene muchos obstáculos y se encuentra muy atenuada cuando sale de la casa. El enrutador lo compré por 15 € a un compañero de clase americano que estaba deshaciéndose de trastos para sacar dinero.

En una instalación anterior habíamos pasado un cable de red por los tubos coarrugados por donde van los cables de electricidad de la casa, y lo sacamos por el enchufe de mi cuarto para conectar allí un ordenador de sobremesa. Como no teníamos a mano un cable realmente largo, hemos “unido” dos usando un conmutador que compré hace tiempo en una tienda de cosas de segunda mano por 10 €. Ya veremos lo que hago en un futuro, quizá empalmar ambos cables. De momento ahí está el conmutador consumiendo electricidad, pero también me permitiría tener una varias conexiones cableadas en mi cuarto, ¡incluso hacer una LAN-party!

Desde el conmutador sale el segundo cable ethernet a través de un agujero en la pared, y sube hasta la terraza por la pared exterior de la casa.

El cable ethernet es el que sale debajo de la ventana, el gordo es el de la antena de televisión.

Como es razonable, antes de buscar un sitio donde dejar bien puesto el enrutador, me pasé unas buenas horas probando a atinar con la configuración. El router tiene instalado un firmware DD-WRT que es en esencia software libre, aunque creo que el chipset (Broadcom BCM5352) requiere de un firmware que no lo es. Probablemente en el futuro tome alguna acción contra eso.

Pues bien, esta es la pantalla principal de configuración del router (se puede poner en español):

He marcado como “Desactivado” el “tipo de conexión de la WAN”, del que no he entendido realmente su utilidad (no penséis que yo sé mucho de configurar redes, voy aprendiendo lo justo para ir arreglándomelas). Lo segundo que he modificado es que la pasarela (Gateway) sea el modem/router del salón, que como es habitual tiene la dirección de red 192.168.1.1, para que todo entre y salga por allí. Además he dado al router que está siendo configurando (el de la terraza) la dirección 192.168.1.2. Por cierto, me gustaría que la gente que se conectara a través de este último no pudiera acceder a la configuración del router del salón al entrar en 192.168.1.1via web, pero aún no sé cómo hacerlo.

La última configuración anotada en la imagen anterior no me la esperaba, pero por alguna razón, cuando el router estaba conectado al modem/router, no podías salir a internet desde ninguno, ¡ni siquiera el modem/router!, aunque podías llegar hasta la configuración web de ambos. Lo que ocurría es que 192.168.1.2 le estaba ofreciendo direcciones de red mediante DHCP y este diría ¡pero que narices! ¿no era yo el servidor DHCP? Cuando leí “DHCP Forwarder” pensé de inmediato que tendría mucho sentido que el router fuera transparente a la gestión de las peticiones de direcciones IP y actuara como si no existiera.

Lo siguiente fue probar hasta inducir que el “Modo Wireless” que necesitaba es “Punto de Acceso” (AP).

Y bueno, ya que la señal iba a llegar bastante lejos decidí encriptarla, al menos temporalmente, aunque quiero investigar un poco más las redes abiertas como guifi.net, que aún no he tenido tiempo.

Pues ya tenía el punto de acceso funcionando, faltaba colocarlo en un buen sitio. Decidimos tomar la corriente de una lámpara que había en la terraza. Le cambiamos la ficha de empalme ya que en la primera no entraba directamente la clavija. Ni idea de en qué país compró el chico el enrutador para que me lo diera con ese adaptador.

Para proteger y suspender el router usamos la caja de una lijadora que había dejado de funcionar, y le abrimos unos agujeros para que circulara el aire.

Pero dejarlo tal cual en una terraza en verano es probablemente sentenciar su muerte. Para evitar la exposición directa al sol, e incluso el efecto invernadero, hemos protegido las paredes con apuntes de física de la materia, ya que las hojas de papel apiladas son un aislante muy bueno al entrar muchas en poco espacio. ¿Escéptico? Ya veremos.

Puedes ver estas y muchas más fotos del montaje en la siguiente presentación de fotografías.

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

La presentación usa JavaScript no Flash y se puede reproducir con software libre, pero si te resulta inaccesible, puedes acceder a ellas desde aquí.

Anuncios