Archivo de la etiqueta: libros

Día contra los DRMs, 2012

Estándar

A continuación, traduzco un poco la página web del evento, DayAgainstDRM.org, que de momento solo está en inglés.

Mientras que los DRMs han sido ampliamente derrotados en la música descargada de internet, se trata de un problema cada vez mayor en el área de los libros electrónicos, donde se ha llegado a que la gente tenga sus libros restringidos de tal forma que no puedan libremenente compartirlos, revenderlos o donarlos, leerlos sin ser rastreados, o traspasarlos a un nuevo dispositivo sin tener que volver a comprarlos todos. Algunas empresas incluso han llegado a borrarles estos libros electrónicos sin su permiso. Sigue siendo un asunto de gravedad en el área de los móviles y de los vídeos también.

¡Ayúdanos a eliminar los DRMs! El 4 de Mayo, el Equipo de Eliminación de DRMs de Defective by Design [N.T.: Defectuoso por Diseño] pedirá a personas de todo el mundo a unirse a mostrar su fuerte oposición a los DRMs y llevar a cabo sus propias acciones. Además de asistir o crear tus eventos, puedes unirte a otros activistas blogueando sobre DRMs, poniendo banners en tus páginas web y blogs, hablando sobre DRMs en tus redes sociales y mucho más.

Cosas que puedes hacer el Día Contra los DRMs:

  1. Comparte enlaces al sitio web en tus redes sociales.
  2. Asiste a un evento. Si no hay ninguno en tu zona, ¡comenza uno!
  3. Pon etiquetas a productos defectuosos en Amazon.
  4. Escribe una entrada de blog explicando los problemas de los DRMs y por qué no comprarás nada infectado con ellos.
  5. Escribe una carta a tu biblioteca pública local y sistema escolar, pidiéndo que rechazen los DRMs.
  6. Realiza un vídeo hablando sobre los peligros de los DRMs y súbelo a sitios para compartir.
  7. Imprime el poster del Día Contra los DRMs (que es dentro de una semana) y colócalo en la biblioteca local, en el trabajo o en la escuela.
  8. ¿Usas Netflix? Pide a Netflix que retire los DRM de sus propios espectáculos, y que soporte las retransmisiones libres de DRMs.
  9. Compra productos y soporta a artistas que se manifiestan en contra de los DRMs.
  10. Deja comentarios en críticas de dispositivos infectados con DRMs y advierte a la gente sobre ellos.

muro con mensaje no DRM

A continuación traduzco también el panfleto principal, aunque ahora no encuentro el original por ningún lado.

¿Qué son los DRMs?

Gestión de Restricciones Digitales [N.T.:del inglés, Digital Restrictions Management] — restringen lo que tú y tu familia podéis hacer con los dispositivos electrónicos y contenidos multimedia comprados. Es un intento por parte de las compañías tecnológicas y multimedia para quitarte tus derechos. El hardware y software con DRMs monitorean y controlan el comportamiento de tu familia.

A los usuarios del Ipod se le restringe el transferimento de su música a otros dispositivos que no sean de Apple porque la música descargada desde iTunes está encriptada — encerrada con DRMs. Apple te permite grabarla en un CD de audio, pero te dejará una calidad muy ruidosa si alguna vez quieres pasar tu música a un nuevo dispostitivo en un formato comprimido. Sony Music ha plantado secretamente “rootkits” en ordenadores cuando sus usuarios compraron CDs de música de ellos.

Los DRM son más que un engorro. La industria musical y cinematográfica están haciendo lo posible para incrementar su control. Han exigido que las compañías tecnológicas impongan DRMs para manejar por ellas lo que haciendo lobby por cambiar la ley del copyright nunca han conseguido: quieren convertir cada interacción con una obra publicada en una transacción, aboliendo el uso legítimo y los bienes comúnes, haciendo al copyright durar eternamente. Aceptando DRMs, los usuarios sin darse cuenta renuncian a sus derechos e invitan a una vigilancia mayor. Esto archivará la escucha, lectura, visión y grabación de tu familia para ellos. ¿Qué les da ese derecho?

DRM Significa: Sin uso legítimo. Sin compra-venta. Sin copias privadas. Sin compartir. Sin copias de seguridad. Sin intercambio. Sin remezclas. Sin privacidad. Sin bienes comunes. Sin control sobre nuestras computadoras. Sin control sobre nuestros dispositivos electrónicos. La conversión de nuestras casas en aparatos para monitorear nuestra interacción con las obras publicadas y las páginas webs.

Qué puedes hacer

Apártate de los productos dependientes de los DRM como el Blu-ray y HD-DVD, iTunes, Windows Media Player, Zune, Amazon Unbox… Aléjate de aquellos vendedores que insisten en hacer los DRMs parte del paquete. Para de financiar a la gente que quiere restringirte. Encuentra más en

www.Defectivebydesign.org

Anuncios

La princesa prometida

Estándar

Recuerdo La princesa prometida, libro que leí en mi juventud y en el que el autor de aquel libro que estaba leyendo explicaba que él no era realmente el autor de La princesa prometida. Su padre le había contado de pequeño la historia original y le gustó mucho. Entonces, muchos años después, él mismo se lo regaló a su hijo con la esperanza de que pasara tan buenos momentos como él recordaba, pero lo que ocurrió es que al hijo le aburrió mortalmente. Resultó que era porque el padre del padre se había saltado intencionalmente las partes más aburridas y le había contado las más emocionantes.

Entonces, el hombre este, el padre, se las arregló para que su editor le permitiera publicar la obra del autor original cortada, sobretodo suprimiendo aquellos fragmentos donde enseñaban a la princesa los protocolos de palacio. Además, este señor, en los cortes, explicaba por ejemplo esto que acabo de contar yo, además de todas sus impresiones sobre el libro y la historia de su propia familia. Pero la historia no acaba aquí, este buen hombre incluso consiguió engañar al editor para que si alguien mandase una carta a su oficina pidiendo cierta historieta narrando cierto reencuentro entre los protagonistas después de larguísimas fatigas hacia la mitad de libro (que este hombre acusaba al autor original de no haber escrito cuando cualquiera lo desearía), si la solicitándola explícitamente, el editor le mandaría por correo la versión creada por este señor que no era el autor. Pero es que además, el revolucionario este, además tenía la guasa de decir que no era necesario que leyeran la historieta, solo que la pidieran para hacer ver al editor que la gente estaba interesada en aquello.

Seguramente fue él la primera persona que me presentó las cosas estas de los derechos de autor aunque en aquel entonces solo lo veía como algo interesante en sí mismo, pero no le daba mayores implicaciones. Pero ahora mismo, que acabo de recordar felizmente todo esto, cuanto más pienso en ello más se convierten en mis ídolos, tanto él como el editor. Dudo que muchos jueces dieran el visto bueno a aquella decisión, pero el resultado fue realmente genial, una muestra viva de cómo la reutilización de una obra artística literaria puede dar lugar a una obra mejor, o mejor dicho, una obra con valor añadido.