Archivo de la etiqueta: veganismo

Carne y cáncer, leche y osteoporósis, humanos y el resto del universo

Vídeo

Este entrada de blog presenta el documental Un delicado equilibrio, originalmente en inglés, aunque he encontrado una versión en italiano que quizá se puede entender. En el documental se intenta convencer al espectador, de la mano de científicos importantes en el mundo de la salud, de los efectos nocivos que tiene el consumo de animales en la salud humana y sobre el planeta.

Algunos puntos que se tratan son:

  • Aumento de la tasa de cáncer en Occidente por contra de Oriente como consecuencia de los respectivos consumos de carne.
  • Cómo el consumo de proteínas vegetales puede sustituir nutricionalmente al de las animales.
  • Desmitificación de la leche como buena para los huesos, ya que su sobredosis desequilibra el autoregulamiento del calcio.
    • Pone como ejemplo la variedad de animales con enormes estructuras óseas, y que por supuesto no toman leche, y que no tienen problemas de huesos.
    • Los países que más leche consumen son los que tienen las mayores tasas de osteoporósis.
  • El peligro del metano de las vacas y la atmósfera.
  • Los devastadores métodos de pesca de arrastre con redes casi kilométricas.
  • La obligatoriedad de cultivos de peces ya que no quedan casi pecesque pescar en los mares.
    • Sin embargo, los cultivos en los peces no salvan los mares, ya que:
      • Los alta densidad de peces cultivados confinados en redes dentro del mar, contaminan el agua.
      • Para alimentar a los salmones, por ejemplo, al ser carnívoros tienen que pescar del mar otros peces menos demandados por los humanos.
  • Muchos peces pescados no llegan a las lonchas, son tirados al mar por diferentes motivos.
  • Características fisiológicas para demostrar que el humano no ha sido nunca TAN carnívoro.
    • No tiene herramientas para cazar.
    • No tiene herramientas para asimilar la carne de manera correcta.

No es mi intención presentar este documental como neutral en el tema de la salud, ya que estoy seguro de que en muchos puntos hay otros estudios científicos que dicen lo contrario. Gary Uroski dice que la proporción existente es de 2 contra 1, a favor de los que sostienen los efectos perjudiciales de la ingesta de carne.

Me gustaría reflexionar sobre una cosa. Todos hemos oído que hay que tomar menos carne y más verduras. ¡Incluso en la tele o a través de los gobiernos! Sin embargo, aunque recomendado y blablablá, pero en la práctica no se considera algo grave. Esto es debido, por ejemplo, a que nadie lo ha prohibido o no se da información con métodos contundentes. En nuestra conciencia es algo así como: Ah, es verdad, eso es bueno. Igual que eso de hacer actividad física periódicamente y relajarse. Pero en cada calle hay un McDonald, un restaurante en el que toda la carta está compuesta de platos con productos animales, etc.. Esto te hace olvidar muy fácil que comer una tasa tan elevada de animales cada día, y día tras día, es un problema. No digamos ya para los animales, que son tratados tan vilmente como siempre han sido tratados los esclavos. No digamos tampoco para el planeta y los ecosistemas, lugar donde vivimos y que necesitamos, más allá de cualquier respeto. Pero hemos conseguido olvidarlo para la propia salud humana que es lo más cercano que tenemos, pues los animales y la tierra están escondidos, aunque nos los recuerdan muy felices en la publicidad de los propios asesinos…

Qué importa que tu deidad favorita, la que siempre soluciona todos los problemas sin que tu pienses en ellos, te haya dicho: Eh, las verduras son buenas. ¿Qué influencia real ha tenido? Basta pensar en lo que se ha convertido la palabra dieta, o incluso salud.

Dirección del video en Youtube: http://www.youtube.com/watch?v=zMvOdYabWkw

No puedes ir a votar y después no ser un activista

Estándar

Me molesta mucho cuando cuento a alguien, pongamos por ejemplo, que no como carne porque me opongo a la esclavización de los animales y este, como respuesta, no se le ocurre otra cosa mejor que decir que:

Pero tú no puedes cambiar nada.

o bien,

Pero porque tú no comas la carne van a seguir matando a los animales igual.

o incluso

Si mucha gente lo hiciera las cosas podrían cambiar, pero tú solo no vas a conseguir nada.

Otras veces ocurre que comezarán a argumentar contra tu actitud, aunque por desgracia, frecuentemente será porque se sienten atacados y no porque tuvieran una posición sobre el tema. Supongo que es una consecuencia de que siempre se espera que todos tengamos una fuerte opinión sobre todo, aunque en tu vida hayas pensado sobre el tema. Pero centrémonos en el caso anterior, ¿cómo puede una persona decir eso y después ir a votar?

Tienes la oportunidad de cambiar la realidad que te rodea. Tomamos importantísimas decisiones cada semana, por ejemplo, cada vez que vamos a comprar.

  • ¿Sabes cuántos kilogramos de basura generas en cuatro años?
  •  ¿Qué parte de ella se podrá reciclar y cuál no?
  • ¿Incluyendo toda la chatarra electrónica que realmente no necesitas y que estará rota o desfasada en mucho menos de esos cuatro años?
  • ¿Sabes cómo de sucia está dicha tecnología, usando niños como soldados para apropiarse de las canteras necesarias para construirla?
  • ¿La cantidad de basura legalmente clasificada como producto de alimentación que ingieres?
  • ¿El dinero que das a ciertas empresas alentándolas a seguir ofreciendo productos que te resulten especialmente adictivos?
  • ¿Animándolas por ejemplo a seguir usando glutamato o aspartamo?
  • ¿Sabes cuánto dinero inyectas a la economía del país?
  • ¿Sabes el dinero que das a CocaCola Company?
  • ¿Realmente crees que ella merece todo ese dinero y que tu cuerpo merece que ingieras sus productos?
  • ¿De verdad crees que regalar un Kinder Bueno a tu sobrino es una genial idea?

¿Cómo puedes defender la importancia de ir a votar uno de los paquetes que te han preparado pero no actuar diariamente de forma coherente con tus principios de justicia? Se me ocurren algunas razones:

  • Cuando recibes ideas distintas a las que estás acostumbrado tú cabeza quiere ponerlas en orden pero se pone un poco nebulosa, ya que pierde el sentido de la realidad, del nivel de certeza que tenía sobre ciertas cosas. Sin embargo, sabe que le ha pasado otras veces y que el mundo siempre ha seguido funcionando después, no dedicar más tiempo a investigar sobre eso alivia el problema rápidamente.
  • Tu vida diaria define lo que es real para ti. Te repite a menudo la idea de que tienes que adelgazar, y eso hará que dicha idea aparezca a menudo, aunque realmente no lo necesitas. Por el contrario, no recibirás pensamientos para actuar de manera justa, ya que los que invierten tiempo o dinero en transmitirte información no están interesados en esas líneas de pensamiento.
  • La gente ha aprendido que quejarse es una cosa guay, pero no que hacer cosas para cambiar la situación también lo es. Quizá lo más parecido es el pensamiento hazlo porque si no lo va a hacer el otro o hazlo para ser mejor que el otro, pero claramente ese pensamiento dista mucho de la línea correcta.
  • Cuando se hace alusión al activismo se emplea todo el tiempo en hablar de la dificultad o sufrimiento personal que conllevaría, no en la metodología a seguir o los resultados que se podrían obtener.
  • A menudo, estúpidamente, se argumenta en contra de ser activista en un campo porque entonces habría que serlo en todos para ser consistente. Tendrías que ser un santo, dicen, o hacerte budista e ir a un monasterio.
  • Se usa la palabra extremista para referirse a la gente activista. De esa forma uno se alivia ya que afortunadamente uno es una persona normal y no tiene que preocuparse por ser justo. Además, la palabra extremista hace más fácil justificar que se han tomado medidas legales contra los activistas.

Algunas alternativas: puedes ver documentales, no necesariamente de principio a fin, sino el rato que tengas libre. Es algo que ayuda mucho porque fuerza a la cabeza a tener presentes las ideas durante más tiempo del que por si sola pasaría. Además, te ofrecerán la información que te faltaba o puntos de vista alternativos para comprender mejor aquella, siempre presente, soportada, pero nunca considerada, realidad paralela.

 

El mejor discurso que jamás escucharás

Vídeo

Hemos sido obligados a comer carne y programados para olvidar el sufrimiento de los animales.

Cuando fuimos pequeños los animales eran nuestros amigos, nunca les desearíamos nada malo. ¿Qué ocurrió en medio para que ahora no nos acordemos de lo amables que eran? ¿Cómo podemos permitir estos niveles de tortura sin precedentes en la historia de la vida en el universo? Sabiendo esto, ¿cómo puedes comerlos después?

Pero hay muchas razones no éticas para no comerlos. El ser humano es herbívoro. No tiene ninguna característica de carnívoro, por ejemplo, no tenemos garras y no sabemos cazar ardillas con la boca. Nuestras principales enfermedades y causas de muerte nunca acontecerían a un verdadero carnívoro. Pero si no te convencen los argumentos pseudo-científicos, no te preocupes, habrá suficientes de algún otro tipo que lo harán.

Gary Yourofsky presenta estas y otras muchas razones. Si ves el vídeo hasta el final, será tan adictivo que querrás ver la sesión de preguntas y respuestas también, que como es de esperar, es igualmente divertida (incluso tratándose de una temática tan seria). Click en la imagen para ir a su página web, ADAPTT.