Archivo de la etiqueta: verduras

Carne y cáncer, leche y osteoporósis, humanos y el resto del universo

Vídeo

Este entrada de blog presenta el documental Un delicado equilibrio, originalmente en inglés, aunque he encontrado una versión en italiano que quizá se puede entender. En el documental se intenta convencer al espectador, de la mano de científicos importantes en el mundo de la salud, de los efectos nocivos que tiene el consumo de animales en la salud humana y sobre el planeta.

Algunos puntos que se tratan son:

  • Aumento de la tasa de cáncer en Occidente por contra de Oriente como consecuencia de los respectivos consumos de carne.
  • Cómo el consumo de proteínas vegetales puede sustituir nutricionalmente al de las animales.
  • Desmitificación de la leche como buena para los huesos, ya que su sobredosis desequilibra el autoregulamiento del calcio.
    • Pone como ejemplo la variedad de animales con enormes estructuras óseas, y que por supuesto no toman leche, y que no tienen problemas de huesos.
    • Los países que más leche consumen son los que tienen las mayores tasas de osteoporósis.
  • El peligro del metano de las vacas y la atmósfera.
  • Los devastadores métodos de pesca de arrastre con redes casi kilométricas.
  • La obligatoriedad de cultivos de peces ya que no quedan casi pecesque pescar en los mares.
    • Sin embargo, los cultivos en los peces no salvan los mares, ya que:
      • Los alta densidad de peces cultivados confinados en redes dentro del mar, contaminan el agua.
      • Para alimentar a los salmones, por ejemplo, al ser carnívoros tienen que pescar del mar otros peces menos demandados por los humanos.
  • Muchos peces pescados no llegan a las lonchas, son tirados al mar por diferentes motivos.
  • Características fisiológicas para demostrar que el humano no ha sido nunca TAN carnívoro.
    • No tiene herramientas para cazar.
    • No tiene herramientas para asimilar la carne de manera correcta.

No es mi intención presentar este documental como neutral en el tema de la salud, ya que estoy seguro de que en muchos puntos hay otros estudios científicos que dicen lo contrario. Gary Uroski dice que la proporción existente es de 2 contra 1, a favor de los que sostienen los efectos perjudiciales de la ingesta de carne.

Me gustaría reflexionar sobre una cosa. Todos hemos oído que hay que tomar menos carne y más verduras. ¡Incluso en la tele o a través de los gobiernos! Sin embargo, aunque recomendado y blablablá, pero en la práctica no se considera algo grave. Esto es debido, por ejemplo, a que nadie lo ha prohibido o no se da información con métodos contundentes. En nuestra conciencia es algo así como: Ah, es verdad, eso es bueno. Igual que eso de hacer actividad física periódicamente y relajarse. Pero en cada calle hay un McDonald, un restaurante en el que toda la carta está compuesta de platos con productos animales, etc.. Esto te hace olvidar muy fácil que comer una tasa tan elevada de animales cada día, y día tras día, es un problema. No digamos ya para los animales, que son tratados tan vilmente como siempre han sido tratados los esclavos. No digamos tampoco para el planeta y los ecosistemas, lugar donde vivimos y que necesitamos, más allá de cualquier respeto. Pero hemos conseguido olvidarlo para la propia salud humana que es lo más cercano que tenemos, pues los animales y la tierra están escondidos, aunque nos los recuerdan muy felices en la publicidad de los propios asesinos…

Qué importa que tu deidad favorita, la que siempre soluciona todos los problemas sin que tu pienses en ellos, te haya dicho: Eh, las verduras son buenas. ¿Qué influencia real ha tenido? Basta pensar en lo que se ha convertido la palabra dieta, o incluso salud.

Dirección del video en Youtube: http://www.youtube.com/watch?v=zMvOdYabWkw

El mejor discurso que jamás escucharás

Vídeo

Hemos sido obligados a comer carne y programados para olvidar el sufrimiento de los animales.

Cuando fuimos pequeños los animales eran nuestros amigos, nunca les desearíamos nada malo. ¿Qué ocurrió en medio para que ahora no nos acordemos de lo amables que eran? ¿Cómo podemos permitir estos niveles de tortura sin precedentes en la historia de la vida en el universo? Sabiendo esto, ¿cómo puedes comerlos después?

Pero hay muchas razones no éticas para no comerlos. El ser humano es herbívoro. No tiene ninguna característica de carnívoro, por ejemplo, no tenemos garras y no sabemos cazar ardillas con la boca. Nuestras principales enfermedades y causas de muerte nunca acontecerían a un verdadero carnívoro. Pero si no te convencen los argumentos pseudo-científicos, no te preocupes, habrá suficientes de algún otro tipo que lo harán.

Gary Yourofsky presenta estas y otras muchas razones. Si ves el vídeo hasta el final, será tan adictivo que querrás ver la sesión de preguntas y respuestas también, que como es de esperar, es igualmente divertida (incluso tratándose de una temática tan seria). Click en la imagen para ir a su página web, ADAPTT.

Investigadores descubren que el incremento de la miopía es debido al consumo de habichuelas

Estándar

Este artículo fue publicado el 1 de Abril con motivo del Día de las Bromas de Abril. Creo que no es una tradición habitual en países hispanoparlantes, por lo que aclaro expresamente que el argumento inicial del artículo es una broma/crítica. Parte de la crítica es hacia que no deberías creer todo lo que leas/oigas.

Estudio publicado por la Universidad de Cambridge revela que el incremento de personas con miopía y algunos otros defectos visuales, es debido al consumo de cierto tipo de legumbres, sobretodo, el de la Vigna unguiculata (frijoles chinos). Los datos hacen referencia a la población Europea, desde hace unos 90-70 años, aunque a un ritmo acelerado a partir los últimos 30. Dichas legumbres han sufrido una modificación genética debido a los agricultores que cruzaron de manera intuitiva y no planificada científicamente, diversas variedades de la misma especie y cuyo resultado es hoy la variedad más extendida. El consumo de legumbres afectadas por dicho gen provoca, paulatinamente, la degeneración de nuestro potencial genético referido al sistema de la visión. Sin embargo dichas consecuencias no llegan a aparecer en el mismo individuo, pero sí en sus hijos. Se desconocen cuántos otros tipos de legumbres han sido afectados por causas similares.

Las legumbres son una de las pocas fuentes de proteínas de origen no animal, por lo que ante tal descubrimiento, las personas que siguen dietas vegetarianas o que, por razones médicas, se encuentran impedidas para comer carne, van a tener aún más dificultades en llevar adelante una vida sana y equilibrada. Esto resulta especialmente grave en el caso de los llamados veganos, un grupo extremista que sostiene la idea de no hacer ningún consumo de productos animales, ni siquiera de aquellos que no requieren su muerte, siendo inadmisible, para ellos, tomar por ejemplo yogures o huevos.

Plato recomendado por Harvard School

El plato de Harvard. (Esto no es parte de la broma…)
Creado como contrapropuesta al plato diseñado por el gobierno americano.
Correspondencia con los colores: Verduras (color verde), Frutas (rojo), Proteínas saludables (naranja), Cereales integrales (marrón).
Anotaciones al margen:
Aceites: Usa aceites saludables (como aceite de oliva y de colza) para cocinar, ensaladas y sobremesa. Limita la mantequilla. Evita las grasas insaturadas.
Vegetales: Cuanta más cantidad (y más variedad) mejor. Las patatas y patatas fritas no pertenecen a este grupo.
Frutas: Come muchas frutas de todos los colores.
Agua: Bebe agua, té, o café (con poco o sin azucar). Limita la leche y los productos lácteos (1-2 porciones al día) y zumo (un pequeño vaso al día). Evita bebidas azucaradas.
Cereales integrales: Toma cereales integrales (como arroz integral, trigo integral y pasta integral) Limita cereales refinados (como arroz blanco y pan blanco).
Proteinas saludables: Elije pescado, aves de corral, habichuelas y frutos secos; limita la carne roja; Evita la panceta, fiambres y otras carnes procesadas.
¡Mantente activo!
© Universidad de Harvard

Una solución podría ser consumir legumbres modificadas genéticamente, como las creadas por una empresa española, TRASOL, que lleva ofreciéndolas desde hace ya un tiempo. Aunque hubo algunas protestas inicialmente, hoy día está completamente aceptada. En palabras de Jaime Garrido, director de TRASOL: “Alguna gente se quejaba infundadamente acerca de los transgénicos. Nosotros tenemos estudios de que esto no es así en absoluto, pero en cualquier caso, si no los cultivamos nosotros, la gente los demandará y no nos quedará otra que importarlos, lo cuál no tiene ningún sentido. Lo que es seguro es que tenemos que activar la economía española, no minarla con argumentos filosóficos cercanos al movimiento hippie de los años 60″.

Si estos estudios se confirman, probablemente los gobiernos de todo el mundo comenzarán a proteger ya mismo a sus ciudadanos del acceso a dichas legumbres. Pero, dado que la noticia está en la calle, ¿qué padres decidirían poner en juego, no ya su salud, sino la de sus hijos? Ustedes deciden.

Fuente: Abril Abril.

PD: Las malas lenguas dicen que las industrias cárnicas están muy preocupadas, no tanto por la profusión de estas ideas “éticas”, sino por las entidades que afirman tanto la viabilidad de las dietas veganas como la insostenibilidad que supone para el planeta el consumo actual de carne. Necesitamos demasiada tierra cultivable y agua para producir ganado, el cuál necesita de ambas mucho más que el humano. Si no lo sabías, las selvas no se talan para hacer papel, se talan para sembrar soja que dar de comer al ganado. Transgénica, por supuesto.

Sigue extrañándote futuramente cuando leas noticias como esta, probablemente no será 1 de Abril.